El papel tiene un gran futuro

Este vídeo bien podría firmarlo cualquier compañía editora de periódicos para reivindicar el futuro de sus medios impresos ante la triple amenaza de la pérdida de lectores, el desplome de la publicidad y la competitividad de los portales online. En realidad es un anuncio de un fabricante de papel higiénico, pero su mensaje final “El papel tiene un gran futuro” coincide con el deseo y el empeño de muchos periodistas que luchan día a día para mantener viva una profesión, que, en la mayoría de los casos, es también su forma de entender el mundo.

Ante el sombrío panorama

Son ya varios meses en los que se suceden las malas noticias para los medios de comunicación. Tantas que a veces resulta abrumador, desconcertante y desmoralizador. Esta misma semana hemos asistido a la presentación de El libro negro de la prensa en la APM, que recoge las dramáticas cifras de la evolución del sector, a una suerte de funeral del periodismo organizado en las redes sociales y a nuevos episodios avergonzantes (el principal, la famosa entrevista de la BBC británica a un falso broker que se alegraba por la recaída de la economía mundial en crisis y que casi todos los medios replicaron sin comprobar la veracidad de su identidad, solo por el morbo de sus declaraciones) que hacen mucho daño a la credibilidad general de los periodistas. Demasiados elementos como para obviar un comentario generalizado en este blog que lleva tanto tiempo sin actualizar.

Sin embargo, me resisto a dejarme llevar por los vientos del pesimismo y sumarme a la corriente generalizada. Estamos en un momento decisivo de la prensa, critico, pero eso no quiere decir que esté todo perdido. Es evidente que los medios tradicionales se encuentran al borde del abismo económico ahogados por la mala gestión de unos directivos que no han sabido entender la naturaleza esta industria y han pensado más en los beneficios que en la calidad de la información, fidelizar a los usuarios o la viabilidad financiera de las estructuras periodísticas. Pero eso no quiere decir que el periodismo esté herido de muerte (aún no), ya que hay muchos cauces para hacer periodismo al margen de los medios de masas. Por suerte, Internet ha venido a reducir la distancia entre informadores y consumidores de información, permite el contacto casi directo entre ellos y facilita la especialización de los periodistas hasta un grado nunca visto antes. Además, cientos de profesionales, jóvenes y menos jóvenes, están dispuestos a emprender la aventura casi en solitario de contar historias y hechos que tengan interés por escasa que sea la audiencia que les sigue. La demanda de información es hoy mayor que nunca, aunque puede que el público se haya dispersado. En plena crisis, la más dura en décadas, los medios pueden y deben aportar un rayo de luz, de esperanza, a quienes buscan en el conocimiento una ayuda para su vida personal o profesional. La labor es esencial: abordar todos los prismas de la realidad, los más gratos pero también los que lo son menos. Si los periodistas somos capaces de conservar o recuperar valores intrínsecos a nuestra labor como la veracidad, la imparcialidad o la fidelidad a los hechos, no será difícil recuperar parte o toda la credibilidad perdida en esta crisis. Es tarea de todos, en nuestro día a día, decidir qué tipo de periodismo queremos, si uno comprometido y firme en la defensa de la libertad, la verdad y la igualdad en mayúsculas o bien unos medios serviles con el poder, condicionados por su situación económica y cada vez más alejados de la realidad cotidiana.

El futuro sólo puede ser mejor para el verdadero periodismo una vez que la industria de los medios ya ha tocado fondo.

El twitendido que lucha por el #futurotaurino

Después de un duro invierno (y no sólo en lo climatológico) que se resiste a marcharse, la recién empezada temporada taurina en España llega en un momento dulce para la afición. ¿Dulce?, os estaréis preguntando… Pues sí. Los movimientos reaccionarios contra la Fiesta de los toros, que tuvieron su triste apogeo el pasado verano con la prohibición de las corridas por parte del Parlamento catalán en toda esta región a partir de 2012, han hecho emerger durante estos meses invernales la fuerza de unos aficionados que demasiadas veces han estado callados, cohibidos o perezosamente ausentes del debate público, dejando el camino expedito a los antitaurinos furibundos. La ansiada reacción ha llegado y ha tenido como epicentro la red social twitter. Ya apuntamos en este blog hace tiempo que las posibilidades que ofrece esta herramienta tecnológica podían ser fundamentales para la defensa y difusión de la Fiesta, y así está siendo. Y no sólo por parte de los aficionados. También algunos periodistas taurinos, blogueros y hasta toreros (cuya unidad de acción ya ha dado sus primeros frutos) están participando en el llamado twitentido, la twitesfera taurina, para dar voz a la defensa de la Fiesta (muchas veces mal defendida y otras defendida en exceso) y proponer soluciones de futuro, agrupadas bajo el hastag específico que encabeza este post: #futurotaurino.

Para que podáis seguirlos a todos (son todos los que están, pero no están ni mucho menos todos los que son) aquí va una recopilación de los participantes más activos en este twitendido:

Aficionados: @medinaescalafon, @tendidosur, @eltorodelajota, @verdeguer,

@pablohernanz, @milinko, @danihernanz, @DeToros, @divisiopinions,

@torossigloxxi, @hagamosaficion, @twittaurino y @chulodetoriles.

Periodistas: @taurologia, @zabaladelaserna, @patricinavarro, @carloscrivell,

@pablogmancha, @jbocanegrajerez, @juareztoros, @enriquemazas,

@sixtonaranjo, @carloscrepogon, @juanmalamet, @rubenarevalo, @JFBayona y @Altoro_.

Matadores: @jmmanzanares, @ferraterbeca, @luisbolivard, @matadorzotoluco y @maripazvj.

Cuentas oficiales: @JOSELITOADAME, @pablohermosonet y @miguelangperera.

Por supuesto, se aceptan sugerencias, modificaciones y añadidos que puedan fomentar y difundir el debate taurino. ¡Va por ustedes!

Las coberturas sobre el iPad 2: ¿información o publicidad gratuita?

Ayer Apple presentó una nueva versión de su tableta electrónica, el iPad 2. Como era de esperar, los medios de comunicación hicieron la ola a la empresa y a su líder, Steve Jobs, en quienes confían como salvadores de la industria. Sin embargo, muchas de las coberturas realizadas se parecen más cerca a la simple información publicitaria (entusiasta, rápida de elaborar y poco relevante) que a un análisis profundo (serio, crítico, reflexivo y trascendente).

Vaya por delante mi admiración por el producto y, sobre todo, el nicho de negocio descubierto por Apple. Pero, no nos engañemos, jalear al iPad 2 no va a salvar a los medios. Deben poner algo, bastante, de su parte. Hace un año ya colgué en este blog una encuesta sobre las repercusiones que la salida al mercado de esta tableta podía tener para la prensa, y la mayoría de vosotros (un 52,78%) coincidió en que se trataba de un producto caro y poco novedoso en lo que concierne a la industria.

Respecto a las coberturas de este último lanzamiento, poco se ha visto sobre los fallos frente a sus competidores o las expectativas defraudadas. Quizás por eso la credibilidad de la prensa anda tan devaluada. Y quizás el primer paso para recuperar lectores, antes que meterle por los ojos a sus lectores el dichoso aparato (u otros similares), debería ser volver a la imparcialidad [o neutralidad, como se dice ahora] respecto de las empresas, los anunciantes y los productos. Sólo ofreciendo información útil para sus verdaderos clientes, LOS LECTORES, podrá salvarse la industria y es posible que lo haga sin la ayuda de ningún encantador de serpientes.

Encuesta: ¿Qué hacemos con las televisiones autonómicas?

Ahora que se ha impuesto una nueva etapa de recortes del gasto público de las diferentes Administraciones, llega el momento de preguntarse por el futuro de los medios de comunicación de titularidad pública. Un debate antiguo, pero que vuelve a la actualidad.

No sólo hablamos de RTVE, cuyo futuro es cada vez más nebuloso. Nos referimos especialmente a las televisiones autonómicas, que acumulan una deuda conjunta de 1.622 millones de euros, a pesar de la generosa financiación pública con cargo a los impuestos que pagamos todos. ¿Son imprescindibles? ¿Tienen sentido en el panorama actual y con la competencia de las cadenas privadas, también regionales? ¿Hay que privatizarlas o cerrarlas, como hizo ayer el Ayuntamiento de Madrid con su propio canal de la TDT? Os pedimos vuestra opinión. Podéis contestar en la siguiente encuesta. ¡Gracias por participar!

Encuesta urgente: ¿Salvará el iPad de Apple a la prensa?

Vocento deja entrever el futuro de sus regionales

El grupo llevaba meses preparando el rediseño y replanteamiento editorial de sus grandes cabeceras regionales (El Correo, El Diario Vasco, El Diario Montañés, La Verdad, Ideal, Hoy, Sur, La Rioja, El Norte de Castilla, El Comercio, La Voz de Cádiz y Las Provincias). No es una apuesta menor. Estos periódicos aportan el 62,6% de sus ingresos, por lo que supone un verdadero salto de trampolín. Tras insistentes rumores, los compañeros de 233 grados han conseguido hacerse con las primeras imágenes que dejan entrever las claves del rediseño, que incluyen cambios en las cabeceras, las tipografías, el tratamiento editorial, la edición fotográfica y el planteamiento general, mucho más arrevistado (el futuro de la prensa, según el nuevo presidente de la patronal de los diarios, Aede). Os recomiendo la visita a 233 grados y os copio aquí cómo quedaría tras el rediseño la portada del buque insignia de los medios regionales, El Correo, junto a su actual portada.

elcorreo_750

Vídeos sobre el futuro de los medios

Vídeos, vídeos, vídeos. La Red se está llenando de información sobre el futuro del sector de los medios de comunicación. Ayer, sin ir más lejos, Lainformación.com colgaba en su web las declaraciones de algunos profesionales de portales web [Julio Alonso (weblogs S.L); Joan Domene (20minutos.es); Rosalia Lloret (RTVE); Gumersindo Lafuente (soitu.es); Sebastián Muriel (red.es); y Ana Bueno (telecinco.es)] sobre la convergencia de medios y demás asuntos. Pero hay cientos más, especialmente ahora que las universidades por fin han decidido dar el salto de calidad en Internet y extender su foro más allá de sus aulas. Por eso es especialmente interesante la última iniciativa de YouTube, que ha sido abrir un canal educativo con los vídeos de los profesores universitarios (de momento, sólo están en inglés), divididos por áreas de conocimiento. Aquí os dejo el enlace al canal de comunicación. ¿Os parece acertada la idea?

Portada del canal de Periodismo de YouTube EDU
Portada del canal de Periodismo de YouTube EDU.

Integración de redacciones

Os dejo un interesante vídeo sobre cómo están solucionando algunas redacciones de grandes diarios la integracción de sus redacciones de papel e Internet. Visto en La Huella Digital y en Jack’s Daniel Blog.

Aquí más enlaces sobre el asunto (no todos actuales):

La integración a debate (Soitu).

La dificultad de integrar (Hoy Tecnología).

¿Daña el cerebro la integración? (Paper Papers).

Una mala integración desintegra (Enredados).

Y un poco de humor (viñeta de Jesús Martínez del Vas en 233 grados):

______________________

Edito: Silencio en las redacciones, de Enric González, hoy en El País.

Más sobre el futuro del periodismo

Si en el anterior post recogía las conclusiones de Time sobre el futuro de la prensa, ahora os resumo la visión de los expertos en comunicación sobre el futuro de los medios en general. Por un lado, The Guardian ha publicado en su interesante blog PDA un vídeo con las conclusiones del reciente congreso de la Universidad de Cardiff sobre El Futuro del Periodismo.

Por otro, el profesor Orihuela de la Universidad de Navarra ha publicado su traducción del Manifiesto de Internet impulsado por 17 blogueros alemanes y, además, resume las claves del eco que ha tenido este texto en la Red.

El futuro de la televisión… es el pasado

Al menos así lo piensa la revista Time, una de las de más prestigio de EEUU. La publicación toma como ejemplo el caso de Jay Leno, que, tras presentar The Tonight Show en la NBC durante 17 años, prepara su regreso a las pantallas con una fórmula realmente parecida, aunque esta vez con su propio nombre: The Jay Leno Show. Como advierte la revista, la fórmula lleva funcionando desde 1954 y se ha exportado a multitud de países (en España, el mejor exponente es Buenafuente, en laSexta), porque además de cosechar buenas audiencias es muy rentable. ¿La culpa? Las audiencias, cada vez fragmentadas, que obligan a las cadenas a buscar programas baratos y que garanticen un número mínimo de espectadores. Algo similar está ocurriendo con las cadenas de televisión en España, entregadas a las teleseries y a los programas del corazón como antídoto contra la sangría de ingresos por la caída de las audiencias y el desplome de la publicidad. Mientras tanto, las cadenas alternativas, en la TDT, no saben o no pueden ofrecer nada novedoso y se agarran a las socorridas tertulias como la fórmula más barata a la espera de arañar lentamente cuota de pantalla. Más canales, más competencia, pero una televisión más pobre en contenidos.

Rescatados (1ª entrega)

Durante el tiempo que el blog ha estado sin actualizar, se han quedado en el tintero algunos enlaces interesantes que no me gustaría dejar pasar. Así que he decidido idear una nueva categoría de post, llamados Rescatados, que me ayudarán a recuperar temas interesantes, aunque ya desfasados.

Empezamos con dos artículos interesantes sobre el futuro de la prensa. Los dos proceden de uno de los mejores blog sobre infografía y diseño: Cuatrotipos. En el primero de ellos, se recogen las principales citas de los últimos meses sobre la necesaria reconversión de los medios al medio online. El segundo, un poco más antiguo, se abordan las miserias del periodismo actual (económicamente, se entiende) y también sus grandezas (vivir una época de cambio y reconversión). Me atrevería a recomendar un tercero de Cuatrotipos, sobre cómo consiguen algunos periódicos extranjeros ganar lectores haciendo un periodismo diferente, pero ya sería excesivo (ups, perdón, lo he hecho).

Y después de abordar un tema tan profundo, os dejo de regalo de fin de semana el trabajo de un artista llamado Iri5. Sus originales creaciones las realiza a base de libros viejos, cintas de cassete, cartas, tarjetas de crédito, revistas, etc. Os copio un ejemplo que me encanta, pero lo mejor es que visitéis cualquiera de sus galerías. Buen fin de semana.

Una de las obras de Iri5, en homenaje a Bob Dylan.
Una de las obras de Iri5, en homenaje a Bob Dylan.

Medios sin filtros

Una de las funciones más importantes de los medios de comunicación, y por eso son indispensables incluso en la era de Internet, donde hay información a raudales, es filtrar los datos, comunicaciones y noticias que les llegan.

Este sí sería un buen estereotipo: La Región de la cerveza.
Este sí sería un buen estereotipo: La Región de la cerveza.

De ahí la polémica que se ha desatado desde hace unas semanas en Murcia. Parece ser, porque no está claro, que el Gobierno regional ha fingido contar con el asesoramiento de un brillante experto en publicidad para crear la nueva imagen promocional de la Región de Murcia. Incluso, varios medios como ABC o laSexta le han entrevistado, mientras que supuestos vídeos caseros suyos se difundían en Internet.

Y cuando se descubrió el pastel, la reacción fue bastante virulenta. Los medios acusan a la Consejería de Turismo de mentirles deliberadamente para conseguir más impacto para la campaña, pues se llegó a crear incluso una página del experto en Wikipedia, aunque es cierto que los controles que se les suponen a los medios de comunicación fallaron.

Y no cuesta nada reconocerlo. El periodismo de calidad, respetuoso con los canones, es fundamental para garantizar la subsistencia de los periódicos. La moraleja de la historia, aunque deberían haberla aprendido antes, es que la prensa ya no puede fiarse ni de las notas de prensa ni de las ruedas de prensa. La verdad está ahí fuera, no en los comunicados oficiales.

“Después de la fiesta”

fiesta

¿Qué futuro nos espera a los españoles con el estallido de la crisis? Eso mismo se pregunta Financial Times en un reportaje especial sobre España titulado “After the fiesta”. Como muestra, un botón. Toman el caso paradigmático de David Villa, estrella del Valencia y de la selección española que, como el resto de sus compañeros de equipo, aún no ha cobrado el sueldo del último mes:

David Villa, scorer of Spain’s first goal in the victory last week over England in Seville, is a member of the Valencia squad whose latest salary payment has been delayed indefinitely by the heavily indebted club. He is just one of the growing number of victims, rich and poor, of a plunge into a recession that is on course to be among the steepest in Europe.

¿Y ahora qué?

Este nuevo azote de la crisis económica ha pillado a todos por sorpresa. A los políticos, a los consumidores, a los expertos y, sobre todo, a la prensa. Ante ocasiones como ésta, lo fácil es recurrir a los tópicos y al alarmismo, olvidando que a la prensa se le exige (o se le debería exigir) algo más. Recuerdo que en mi etapa de becario varios ex compañeros se cachondearon de mi cuando, tras el último colapso de un banco pequeño en España, titulé un análisis así: “¿Y ahora qué?”

De ahí mi sorpresa al encontrar en medios tan prestigiosos como los siguientes el recurso a ese titular tan manido, que Juan Antonio Giner critica en su blog:

También lo hizo El Economista en portada. No consigo encontrarla, pero sí la noticia en su web. Igual sucede con las imágenes para ilustrar la crisis. Esta entrada del mismo blog de Giner es muy ilustrativa.

Aunque no todo va a ser negativo. Traigo dos enfoques que me parecen acertados. Primero, la portada y el despliegue sobre la crisis del diario francés Liberation. Y también, las conclusiones de cara al futuro que se pueden sacar de esta crisis y que recoge El Blog Salmón.