Las portadas del 11-M, diez años después

Hoy se cumple el décimo aniversario de la mayor matanza terrorista en la historia de España. Y pese al tiempo transcurrido, quedan muchas preguntas pendientes de resolver, mucho dolor y muchas vivencias de esos días excepcionales que ojalá nunca hubieran sucedido y que Dios quiera que nunca más tengamos que volver a vivir. Cuando llegan efemérides de este tipo, me gusta echar la vista atrás, tirar de hemeroteca como se dice en el argot periodístico para ver qué se dijo entonces y qué se dice ahora. Espero que este ejercicio de retrospectiva mueva a la reflexión sobre un asunto tan doloroso como delicado pero que nunca debería quedar en el olvido.

 

PORTADAS DE LAS EDICIONES EXTRAORDINARIAS DEL 11 DE MARZO DE 2004:

 

ELPAIS11M

ELMUNDO11M

ABC11M

LARAZON11M

PORTADAS DEL 12 DE MARZO DE 2004:

 

ELPAIS12M

ELMUNDO12M

ABC12M

ELPERIODICO12M

LARAZON12M

METRO12M

LAVANGUARDIA12M

 

Tendencias actuales en el pago por contenidos de los medios digitales

 

En estos días se está celebrando en Colombia el Congreso Digital Media Latinoamérica organizado por la Asociación Mundial de Diarios (WAN-IFRA) en el que las nuevas tendencias para la implantación del pago por contenidos están teniendo un protagonismo fundamental. A continuación os dejo algunos de los tuits seleccionados por la organización sobre el tema. Creo que se apuntan ideas interesantes que ya iremos comentando, pero todas sobre la base de que cobrar por la información en la web ha pasado de ser un deseo a convertirse en una necesidad imperiosa para la supervivencia de los medios.

¿Qué periódico ha ganado las elecciones?

Bien podría decirse que ninguno se presentaba a los comicios del pasado domingo, pero lo cierto es que se jugaban mucho en las urnas. La cercanía o lejanía del poder tiene consecuencias innegables para los grandes periódicos españoles, por lo que, aunque algunos no lo digan, ninguna es neutral. Además, poder apuntarse el tanto de ser quien más se ha acercado en sus pronósticos (elaborados por especialistas en demoscopia) siempre es un motivo de satisfacción.

El alineamiento de los diarios a los partidos políticos no es sólo ideológico, aunque lo cierto es que Rubalcaba apenas contó con el respaldo de El País, pues el resto de periódicos de izquierda se movieron entre el desencanto (El Periódico) y los ataques al PP (Público). Por contra, Rajoy, caballo ganador como se demostró el domingo, tuvo de su lado con más o menos descaro a El Mundo, La Razón o ABC. Estos dos últimos han protagonizado en el último año una batalla particular por convertirse en el diario de cabecera de los populares (se pierde la cuenta de los domingos que ambos han dedicado repetidamente sus portadas al líder del PP), en la que la entrega del periódico de Planeta ha sido mucho más descarada, llegándose a utilizar su mancheta para respaldar activamente a Rajoy. Una apuesta muy arriesgada por el alto coste en términos de credibilidad que conlleva, aunque probablemente rentable en otros aspectos. Otros como La Gaceta estaban tan entregados al acoso y derribo de Zapatero que llegaron tarde para subirse al carro popular e, incluso, se han visto obligados a aclarar su permanencia una vez que termine el zapaterismo. A nadie se le escapa que muchos de estos medios esperan un particular plan de rescate que les ayude a sobrevivir a la grave crisis de la prensa impresa, algo que María Teresa Fernández de la Vega primero y Rubalcaba después prometieron varias veces, pero nunca llegaron a cumplir. Sin embargo, los planes del PP para reducir de forma drástica las subvenciones nominativas (al contrario de lo que sucede en Andalucía y también en Cataluña) podría dar al traste con estos esfuerzos y hacer menos apetecible la cercanía a un Gobierno con las manos atadas económicamente y que a buen seguro tendrá una elevada contestación social en las calles.

Respecto a los sondeos previos al 20N, en realidad no hubo nadie que acertase con exactitud, pero sí hubo algunos que se aproximaron bastante, entre los que habría que destacar a El País con 4 aciertos y a La Gaceta con otros 3, siendo ésta junto a La Vanguardia los únicos diarios que contemplaban la cifra final de 186 diputados para el partido ganador, el PP (el resto se pasaron en su optimismo). Aquí os dejo un cuadro resumen de esas estimaciones, donde he subrayado en negrita los aciertos de cada medio:

EL MUNDO (1)
PP 198, PSOE 112, CIU 14, IU 7, PNV 5, UPYD 3, AM 3, ERC 2
EL PAÍS (4)
PP 192/196, PSOE 110/113, CIU 14, IU 11, PNV 5, ERC 3, UPYD 2
ABC (0)
PP 187/188, PSOE 123/126, CIU 12/14, IU 6/7, PNV 4, UPYD 2/3, ERC 2
LA RAZÓN (2)
PP 188, PSOE 115, CIU 13, IU 11, PNV 5, AM 5, UPYD 2, ERC 2
LA GACETA (3)
PP 184/7, PSOE 121/3, CIU 11/13, IU 9/10, PNV 4/6, UPYD 2/3, ERC 3
LA VANGUARDIA (2)
PP 184/6, PSOE 116/20, CIU 12/4, IU 8/10, PNV 4/5, UPYD 3/4, ERC 2
EL PERIÓDICO (2)
PP 188/92, PSOE 115/8, CIU 13/4, IU 8/10, PNV 4/5, UPYD 4, ERC 2/3

‘The Huffington Post’ y ‘The Guardian’: tú a Londres y yo a Nueva York

En un movimiento que recuerda a la clásica película Tú a Boston y yo a California, dos diarios anglosajones preparan el lanzamiento de sendas ediciones digital en el terreno natural del otro. Se trata de The Huffington Post, recién adquirido por Aol, que prepara a bombo y platillo la salida en verano de su versión británica y de The Guardian, que, de manera más discreta, planea la puesta en marcha de una versión digital para EEUU que contará con su propio editor en Nueva York y gozará de cierta autonomía respecto a la edición londinense (la actual delegación del rotativo, más discreta, tiene su sede en Washington). Da la casualidad de que ambos medios, aunque diferentes en origen [ya que The Huffington Post es nativo digital y The Guardian encarna a la prensa vegetal], tienen en común el perfil medio de sus lectores, su filiación política y hasta esa aureola de ser “must” (indispensable, en inglés) para aquellos que presumen de ser modernos y estar bien informados. Así que trata sin duda de una batalla casi entre hermanos, como en la película a la que me refería al inicio del post y, por qué no decirlo, la reedición de la eterna disputa entre Londres y Nueva York.

Portada del especial de la 'New York Magazine' sobre Londres.

En esta ensoñación de triunfar al otro lado del charco ya les precedió la prensa económica, aunque no sólo en formato digital, sino también en papel. De hecho, aún perduran la edición estadounidense de Financial Times y la europea de The Wall Street Journal (y ambos tienen versión asiática) como vestigios de una lucha encarnizada por marcar la agenda de las finanzas internacionales. Les precedió el International Herald Tribune, que se edita en París desde 1887 y que tras varios cambios ha terminado siendo la edición global de The New York Times. Pero esta aspiración no es sólo anglosajona. También los grandes medios españoles han probado fortuna, con resultados dispares. ABC lo intentó en 1971 con el ABC de las Américas, que cerró cuatro años más tarde, y, más recientemente, elmundo.es lanzó su edición online para el continente americano y elpais.com su versión global y otra reducida en inglés.

Los músicos como editores de periódicos

Radiohead lanza un periódico. Dicho así, suena raro ¿no? Sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un grupo de música, no de una empresa editora de diarios. Pero es lo que ha sucedido. Como parte de la campaña de promoción de su nuevo disco, la banda británica puso en la calle de varias ciudades europeas el pasado lunes el primer ejemplar de The Universal Sigh, del que habrá una edición especial acompañado a su nuevo disco y que podría tener más números en breve. Una iniciativa de marketing rompedora, que recuerda en parte al periódico creado ‘ad hoc’ por los gallegos Siniestro Total para ilustrar la portada de su último disco, The Siniestro Total Chronicle of Country & Western. Aquí tenéis ambas portadas:

Más allá de la anécdota publicitaria, lo que me interesan son los temas elegidos por estos artistas para incluir en sus publicaciones, muy alejados de los que se ven a diario en las portadas de la mayoría de los periódicos del mundo. Un síntoma más de la creciente distancia entre los medios de comunicación tradicionales y el resto de la sociedad. En el caso de la publicación de Radiohead, su periódico trata de fomentar la literatura y el arte británicos, en un tono quizás algo pretencioso, pero desde luego muy diferente al habitual en el papel prensa. Algo que también sucedió cuando el diario londinense The Independent decidió nombrar editores por un día primero a Bono, de U2, y tiempo después a Elton John. Ambos priorizaron los temas sociales (fundamentalmente la lucha contra el sida) en las ediciones que llevaban su firma y dejaron de lado por un día la política. Lo mismo hicieron Karl Lagerfeld en el francés Liberation y Agatha Ruiz de la Prada con las ediciones española y francesa de Metro.

¿Son estos periódicos más interesantes que los que llegan cada día a los kioskos? ¿Deberían los medios tradicionales tomar nota de estas iniciativas?

P. D: Como nota de humor, los directivos del diario británico The Guardian han decidido grabar una canción de Radiohead para devolverles la “afrenta”. Mejor que cada uno vuelva a lo que se le da mejor.

Los números rojos de la prensa

La Asociación de Editores de Prensa (Aede) ha presentado hoy su anuario. El panorama no puede ser más desalentador. Las cifras de los últimos años no son buena y el panorama futuro tampoco.

Aquí van algunas de las cifras presentadas.

Ante este escenario, ¿qué hacer? Planes e ideas hay muchas, pero está por ver que sean efectivas. ¿Esperanzas? Pocas, la verdad. A no ser que el mago Rubalcaba se saque algún conejo de la chistera y, siguiendo los pasos de Sarkozy, riegue con subvenciones a los editores de prensa.

“Now what?”, vuelve el tópico “¿Y ahora qué?”

Toparse con un tópico en las páginas de un diario es para cualquier periodista como encontrar una viga en ojo ajeno. Más aún si es un topicazo. Y más aún si éste se encuentra en la portada. No digamos nada si el diario en cuestión tiene la relevancia del USA Today, el más vendido en EEUU.

Pues sí, eso mismo sucedió ayer y aquí la tenéis para aquellos que no lo creáis.

Y, sin ir más lejos, El Periódico de Catalunya, el diario más leído en esta región española, también recurrió a esta fórmula hace sólo unos días e, igualmente, lo hizo en su portada y a toda plana, sin complejos. Aquí tenéis la demostración:

Como bien decía Vicente Varo en twitter ayer, al hilo de este asunto, esta fórmula “No es original, no dice nada y es un topicazo”. Pero los periódicos y los periodistas no se resisten a dejar de usarla, al igual que otras frases hechas que deberían haber caído en desuso, aunque sólo fuera por la cantidad de veces que nos insistieron los profesores de la Facultad. Yo mismo me acuso de haberlo hecho, y por eso me empeño tanto en criticar estos errores. Hace más de dos años, escribí un post sobre este mismo asunto en este blog, ya que había varios casos recientes, e incluso algunos compañeros promovieron un grupo en Facebook, pero parece que sigue siendo necesario insistir en uno de los principales defectos de la prensa actual. Si los medios quieren seguir teniendo una función social, deben dejar de hacerse preguntas y empezar a ofrecer respuestas a sus lectores; a ser posible, claras y concisas.

Frente a otros tópicos, éste del “¿Y ahora qué?” es de los más socorridos, ya que puede aplicarse a casi cualquier tema. Aquí os dejo unos cuantos enlaces encontrados en Internet de lo más variado:

El Mundo sobre los mineros de Chile.

José Oneto, en República.es, sobre Cataluña.

Carlos Alberto Montaner, en La Prensa de Nicaragua, hablando de Cuba.

Las Provincias, informando de Benidorm.

ADN.es sobre Irak.

…y muchos más. Esperemos que sean los últimos.

20 Minutos arremete contra los periódicos que publican anuncios de contactos

“Diarios al borde del proxenetismo” se titula el durísimo reportaje que el diario gratuito llevaba hoy en portada para denunciar el negocio de la prensa escrita con los anuncios de prostitución.

La toma de posición de 20 Minutos, que viene a colación del debate reabierto la semana pasada por Zapatero al anunciar que pretendía prohibir este tipo de anuncios, ahonda el frente abierto en el sector. De un lado, las grandes cabeceras, con el respaldo de la patronal Aede, que apuestan por la autoregulación y, sotto voce, señalan la inconveniencia del momento económico para prescindir de una importante fuente de ingresos (no para todos, critican que algunos de los que hacen bandera de la retirada de anuncios lo hicieron porque apenas facturaban por esta vía). Por eso, reclaman un debate tranquilo y pausado. Por otro lado, diarios como Público, La Razón, Avui o La Gaceta (de Intereconomía) defienden, desde posiciones ideológicas opuestas, el fin inmediato de estas prácticas. La incorporación de 20 Minutos (que fue el primer periódico en quitarlos, en 2007) a este grupo parece el preámbulo de una nueva disputa entre patronales, vista la experiencia de los agrios enfrentamientos entre Aede y la asociación de diarios gratuitos, Aepg, que podría ampliarse con la participación de la patronal Aeepp, de la que es impulsor el diario que dirige Arsenio Escolar.

En un momento en el que muchos reclaman unidad de acción entre los medios de comunicación para garantizar su futuro, los periódicos han encontrado una nueva batalla (en realidad, vieja) para tirarse los trastos a la cabeza.

Lo que de verdad preocupa a los españole…

Lo que de verdad preocupa a los españoles
La desconexión entre los medios de comunicación y su público es cada vez más patente. Basta una imagen para ilustrarlo. Mientras los diarios llenan sus portadas con las andanzas judiciales de Garzón, el empeño de cuatro nostálgicos por resucitar la guerra civil (y el deseo de algunos de instrumentalizar políticamente el dolor de las víctimas), las aburridas disputas entre políticos de igual bajeza intelectual e incapacidad de gestión, e incluso el “pan y circo” en que se ha convertido el fútbol, a los españoles sólo les preocupa una cosa: empleo, empleo, empleo y empleo. Algo que no hay, que cada vez más gente reclama y que nadie se preocupa en crear, con el silencio cómplice de los sindicatos. Este gráfico con las principales búsquedas en Google desde España, vía Entremetidos, lo deja bien claro: http://bit.ly/bv5yV2

¿Es esta la solución a la crisis de los periódicos?

La pérdida de lectores y anunciantes está forzando a la prensa a buscar soluciones extremas para frenar esta sangría de ingresos. Los chicos de El Mundo Today TV proponen su particular remedio, con bastante humor, eso sí.

Adictos a los diarios

Dos interesantes vídeos extraídos del blog de Rodrigo Fino, de la consultora García Media. Son dos anuncios publicitarios que tratan sobre personas adictas a los diarios. Mi preferido es el primero, que promociona al deportivo francés L’Equipe, mientras que el segundo se trata de una campaña de Citroën. ¿Cuál os gusta más a vosotros?

El País sube su precio de nuevo

elpais.750 Menos de un año ha tardado Prisa en volver a subir el coste de su diario de cabecera. En mayo de 2008, lo fijó en 1,10 euros. Hoy, último día de marzo de 2009, lo eleva a 1,20 euros. ¿El motivo? El mismo que hace un año, pero aumentado: los malos resultados económicos de la empresa controlada por la familia Polanco, con una abultadísima deuda que no consigue refinanciar, una caída en bolsa casi imparable y un descenso espeluznante de los ingresos por publicidad. ¿Será suficiente esta subida de precio para sortear la crisis sin tener que recurrir a despidos de trabajadores, como sí han hecho otros diarios?

Los gratuitos lanzan un S.O.S.

La prensa gratuita se enfrenta a una dura reconversión. Su modelo de negocio, sustentado sobre la publicidad, se está derrumbando con el desplome de los anuncios insertados en prensa, que se han reducido más de un 40%. Ante esta dura realidad, y tras el cierre de Metro en España y los despidos masivos en otros periódicos, la agrupación de diarios gratuitos (AEPG) ha hecho un llamamiento a la unidad de la prensa frente a la crisis, que algunos medios de Internet han interpretado como S.O.S. al Gobierno, aunque ellos lo niegan. Pero las relaciones entre la prensa gratuita y la de pago están contaminadas desde hace tiempo, lo que me hace albergar dudas sobre una posible unidad de acción. Veremos.

Público prescinde de Escolar

El propio Ignacio Escolar lo ha anunciado en su blog, que se ha colapsado a las pocas horas. Su salida, de momento sin explicación por parte de la empresa, confirma que en la prensa se está imponiendo la misma moda que en el fútbol. ¿Qué el equipo no funciona? Echemos al entrenador. ¿Qué el periódico no despega? Echemos al director. Algo similar le sucedió a Carlos Salas en elEconomista y, más recientemente, en Metro. En cualquier caso, malas noticias para el gremio. Como recuerda elmundo.es, no se trata de la primera salida sonada del diario controlado por Mediapro: también Juan Pedro Valentín y Ernesto Ekaizer abandonaron el proyecto de Público por la puerta de atrás.

Se da la paradoja de que el elegido para suplir a Escolar es Félix Monteira, también procedente de El País, como Ekaizer, que recientemente había anunciado su salida por diferencias personales con la dirección. Sin embargo, pescando en el río de su archienemiga Prisa, Público se contradice a sí mismo. ¿Cómo va a construir un periódico de izquierdas alternativo a El País si lo dirige alguien que ha forjado toda su carrera en la redacción de la calle Miguel Yuste?

(Más sobre el tema en Periodistas21).

Hoy también se ha anunciado que Financial Times despedirá al 5% de su plantilla, confirmando a su vez que la crisis también está haciendo mella en las cuentas de la prensa económica.

_______________

Edito (14/enero): El Confidencial publica un extenso reportaje sobre lo que llama la “crisis de la generación blog” (Escolar, Varela, Rico y Sáenz de Ugarte) y vaticina la vuelta al “periodismo de siempre”. ¿Acertarán? Yo creo que se equivocan.

¿El País en huelga?

La Gaceta de los Negocios publica hoy en exclusiva que los trabajadores de El País podrían ir a la huelga por los cambios producidos en el departamento de publicidad:

“Los trabajadores han convocado huelga para los días 26 y 27 de diciembre por la decisión de la dirección de derivar una parte importante de la plantilla de publicidad del periódico a otra empresa, Box News Publicidad, también filial de Prisa. Hoy lunes la plantilla vota en Asamblea si refrenda la huelga. Todo empezó la mañana del pasado viernes cuando 57 trabajadores de El País pertenecientes al departamento de publicidad recibieron una carta de la dirección en la que se les comunicaba que “a partir del 1 de enero de 2009, pasará usted a integrarse en la plantilla de Box News Publicidad”.

Una reestructuración sorprendente que, seguramente, sea consecuencia de la fuerte crisis publicitaria que sufre el sector, que ha abandonado las épocas boyantes en las que la publicidad dejaba suculentos y generosos ingresos en todos los diarios. El País, con 218 millones de euros, fue el diario que más ganó por publicidad en España en 2007 (casi el 14% de la tarta publicitaria), seguido por El Mundo (147 millones), La Vanguardia (130 millones), El Periódico de Cataluña (81 millones) y ABC (75 millones).

____________________

Edito (23/diciembre): Se confirma la huelga. Una protesta en el diario líder que confirma el mal momento de la prensa y el inicio de la reacción de los profesionales ante los duros ajustes aplicados por sus empresas.

____________________

Actualizo desde el móvil (24/diciembre): PrNoticias publica que los trabajadores del gratuito 20 Minutos han comenzado a convocar movilizaciones para evitar que se produzcan nuevos despidos, cómo ya ha ocurrido en la competencia (Qué! y Metro).

El País sube su precio

Desde hoy lunes, El País es diez céntimos más caro, pasando a costar 1,10 euros de lunes a sábado. Se convierte así en el diario nacional más caro. ¿Crisis de la prensa y económica? ¿Qué crisis? Pues sí. El propio diario explica que el precio no se modificaba desde 2002, precisamente cuando se produjo el último atisbo de crisis económica en España. Sin embargo, esta subida de precio tiene otros motivos o, al menos, coincide con otras circunstancias.

  1. El País ya subió en febrero el precio de su edición dominical un 10%, hasta 2,20 euros, convirtiéndose en el diario nacional más caro del domingo. El Mundo, ABC y La Razón cuestan 2 euros, y Público 1 euro. Si bien es cierto que La Vanguardia y El Periódico cuestan también 2,20 euros el domingo, pero son regionales.
  2. Las cifras de ventas no están siendo especialmente boyantes para el primer periódico de España, a pesar de su renovación de diseño y de contenidos. Es cierto que las caídas suelen afectar más a quien más vende, pero es el único que no ha conseguido disparar sus cifras tras un cambio de este tipo. En abril, el descenso mensual fue del 0,98% y en marzo del 4,81%. Aunque, como denuncia, interesadamente, Luis María Anson, las cifras son poco creíbles, debido a la cantidad de promociones, que tienen un alto coste económico
  3. Y aquí es donde está la clave de mi teoría: los resultados económicos. Prisa, el grupo matriz del diario El País, atraviesa uno de sus momentos financieros más complicados. La compañía arrastra un endeudamiento atroz de 4.900 millones de euros, sobredimensionado tras la autocompra de Sogecable (una operación que se ha encarecido con el hundimiento de las bolsas), lo que le ha forzado a soltar lastre. Ya ha vendido sus principales edificios por 315 millones de euros y ahora ha anunciado que escuchará ofertas por Digital+. Pero estas medidas no serán suficientes si quieren que la empresas salga de los números rojos en breve. La irregular marcha de las ventas de As y Cinco Días tampoco ayuda. De ahí la subida del precio de El País. Que casualmente coincide con un momento de crisis económica en el que la publicidad se ha reducido muchísimo en la prensa pese a la rebaja generalizada de las tarifas.

Pero más allá de los problemas financieros de El País, el caso es interesante porque refleja los males que sufre la prensa. Y hace prever una cascada de subidas de precio en paralelo por parte de sus competidores en las próximas semanas. Especialmente si la publicidad no repunta. Algo parecido ya sucedió con la prensa económica hace cuatro años. El líder, Expansión, subió su precio a 1,50 euros en febrero de 2004 y pocos meses después sus rivales imitaron su estrategia. Esto debe ser lo que llaman inflación. La duda es saber qué pasará con las ventas. Los económicos, en ese momento, consiguieron disparar las ventas, por sorprendente que parezca, aunque también coincidió con una fuerte subida de las bolsas. Pero, en plena crisis económica, ni los 400 euros de Zapatero van a animar a la gente a comprar más periódicos, que, encima, son más caros.