Se dice presidente, no “presidenta”

Caricatura recortable de Cristina Fernández de Kirchner, "presidenta" de Argentina, obra del gran Augusto Costhanzo (pincha en la imagen para visitar su blog).

En estos tiempos de corrección política impuesta a toda la sociedad, que ha terminado por convertirse en un incomodo corsé para muchos, viene bien un poco de sentido común. Por eso, cuando esta mañana he recibido este correo electrónico que incluye una carta abierta de una profesora de Educación he pensado rápidamente en compartirlo en este blog. Además, como veréis si leéis la misiva completa, hace una referencia explícita a los periodistas, que solemos caer en este tipo de errores con mucha frecuencia. Espero que os parezca interesante:

En su Artículo I: De su definición y división, hay un párrafo que dice:
Los participios activos son de una sola terminación que conviene al género masculino y femenino, y al artículo y pronombres neutros.

CONTRA LA TONTUNA LINGÜÍSTICA , UN POCO DE GRAMÁTICA BIEN EXPLICADA

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 50 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es “educación infantil”, mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” la O de “ojo” y la U de “uña”. Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba “El Parvulito”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En Primaria estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos “tracas” o “matracas”) Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión y Educación Física. En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b en vez de v” o cinco faltas de acentos, te suspendían.

En Bachiller, estudié Historia de España, Latín, Literatura y Filosofía.
Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las “Coplas a la Muerte de su Padre” de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda…

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.
Y.. vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”. ¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene entidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “-nte”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no dirigenta”; “residente”, no “residenta”.

Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española ? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no “ignorantas semovientas”, aunque ocupen carteras ministeriales).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

Porque no es lo mismo ser UN CARGO PÚBLICO que UNA CARGA PÚBLICA.

Autor: Ricardo

Este es blog de un PERIODISTA, que escribe sobre PERIODISMO y pretende crear debate sobre la PRENSA.

22 thoughts on “Se dice presidente, no “presidenta””

  1. Nada me da más pena que una mujer defendiendo la sumisión en la que el lenguaje dejó atrapado su género. Esta maestra de 50 años (por cierto, mi edad) habla y escribe como si viviera en los años cincuenta. Está tan preocupada por la forma que se olvida del contenido. Los esfuerzos por feminizar cargos ideológicos o de toma de decisión no habrían avanzado si sus promotores se hubieran quedado embelesados con la gramática, que por supuesto es masculina y es dominante, no solo contra la mujer sino contra otras maneras de ser masculino. Me queda claro que los jóvenes y muchos usuarios de internet no se apegan a las reglas porque éstas se ha revelado incapaces de asumir nuevas formas de mirar el mundo. Si quito una “e” para poner una “a” aparecen las mujeres; mi madre, mis hermanas, mis sobrinas, mis amigas, las feministas y las hembristas, todas y, como las quiero en mi mundo, por mi que se rompan los moldes que, desde la buena ortografía, siguen imponiendo una manera absurda de mirar y entender este orden social.

    Luis Manuel Arellano
    Desde México, DF.

    Me gusta

    1. Luis Manuel, estoy de acuerdo en el fondo de lo que dices, pero en este caso no es una cuestión de genero, como creo que queda claro en la carta de la profesora a la que atacas. En español/castellano no todas las palabras son masculinas o femeninas, también existe el genero neutro, como en este caso. Se debe a que, además, procede de su significado “quien preside”, sin distinguir entre hombres y mujeres. El problema es que ha sido tanto tiempo empleada para designar a hombres que nos pensamos que es una palabra masculina, cuando en realidad no lo es, es neutra. De ahí que se deba usar “presidente” indistintamente de si quien ejerce el cargo es un hombre o una mujer. Y, sí, cada vez hay mujeres en puestos de responsabilidad, algo de lo que me alegro.

      Me gusta

      1. Estimado Ricardo… no ataco a nadie, por favor revisa el tono de la carta que ha iniciado esta reflexión colectiva y verás dónde está la sorna y la burla … De mi parte suscribo lo que ya señale y solo subrayo: las palabras acumulan valores y de ninguna manera son neutrales… abrazo afectuoso…

        Me gusta

      2. Hola, Ricardo… una pequeña devolución a tu respuesta: no creo que haya palabras “neutrales”, todas recogen valores y otras expresiones culturales. Alex Grijelmo lo plantea muy. Y otra puntualización: no he atacado a nadie, no es mi comportamiento; solo dije y sostento que no cabe en mi cabeza que una mujer defienda la sumisión en que el lenguaje ha atrapado su género. Saludos desde México.

        Me gusta

    2. Si vale decir presidenta, también vale decir: “La pacienta era una estudianta adolescenta sufrienta, representanta e integranta independienta de las cantantas y también atacanta, y la velaron en la capilla ardienta allí existenta.”

      Me gusta

  2. El uso del ‘presidenta’ es incorrecto desde el punto de vista gramatical; de acuerdo. Pero es una acción afirmativa en favor de la equidad de género, y por eso la uso. Miles de incorrecciones pupulan en el habla cotidiana y nadie las sanciona, en razón de que no implican una incorrección política. Pero en ésta de todos modos se agradece la puntualización.

    Me gusta

  3. La RAE aceptó la acepción presidenta, la autora de la carta habla del Español arcaico, que ya no está en uso, la legua es cambiante y se adapta a la evolución de los tiempos.

    Me gusta

  4. La lengua es cambiante, sí, pero que la RAE acepte un cambio por su uso no significa que éste (que ahora podría escribir “este”, sin ser eso preferible) sea mejor, ¿a alguno de uds. le agrada la palabra “setiembre”?

    Me gusta

  5. Las cosas cambian, el lenguaje cambia (por algo se habla de ‘lenguas vivas’ frente a las lenguas ‘muertas’), y no entiendo cuál es el conflicto. Las mujeres podemos ser presidentas y ya no leemos la Sección Femenina. Estudiamos. Votamos. Podemos ser médicas, concejalas o mineras. También podemos abrir cuentas en el banco sin que nos acompañe nuestro marido, incluso… ¡decidir ser solteras! A quien le moleste esto -y sus consecuencias, como este cambio del lenguaja para poder reflejar realidades-, que se lo haga mirar. Gracias.

    Me gusta

  6. “Gobernante-gobernanta” no son lo mismo; ni “asistente-asistenta”. Pueden ver en el DRAE que el femenino tiene una connotación diferente, ligada a las tareas del hogar o a ser la esposa de.
    También se han registrado “clienta”, y “regenta” con nueva acepción (no como “esposa de”).
    Del mismo modo, se registró “modisto”, de todo punto de vista innecesario (como si hiciera falta decir “tenisto”)…
    Sean bienvenidas las palabras nuevas y las mujeres al poder. Lo demás es ñoñería…

    Me gusta

  7. Solo un comentario, que quede claro que si en GRAMÁTICA aplicamos LO QUE LA MAYORÍA QUIERE, luego van a querer que 2 + 2 sea lo que deseamos y no por eso será correcto. Captan la idea. no somos capaces de aceptar correcciones concretas, sino la excusa para seguir en un error.
    Somos seres humanos evolucionados o creados pero con tendencia a la perfección, pero por flojera iremos siempre por la destrucción.

    Me gusta

  8. Hola, buen día…

    Aunque cada comentario tiene el punto de vista de quien lo escribe, y pienso que las lenguas e idiomas deben de evolucionar, también pienso que deberían de evolucionar para mejorar, pienso que el correcto y adecuado uso de la expresión es parte de una buena formación, a mi no agrada que mis hijos hablen mal, se expresen mal y escriban mal, así como tampoco me parece adecuado que no sepan sumar o restar, o realizar alguna operación matemática, o cumplir con los reglamentos y leyes… no creo que sea bueno que mas tarde 2 + 2 = 5 porque la mayoría de los integrantes de algún grupo no aprenden a sumar correctamente…

    Considero que es muy bueno que se enriquezca el vocabulario con nuevas expresiones, nuevos calificativas, incluso, con algunos modismos y con apropiaciones de otros idiomas, pero no desbaratando el fabuloso español que tanto tiene para permitir expresar ideas, sentimientos, pensamientos y demás…

    Desde México, les envío un saludo…

    Me gusta

  9. Coincido con la autora del mail. Por otra parte, una cosa es la gramática y otra el tema de género, aunque claro que se cruzan. Tengo 22 años, soy feminista y no coincido con Luis Manuel Arellano. En español tenemos ese problema que el inglés, por ejemplo, no tiene: distinguir por medio del artículo el ‘género’ del objeto. Sin embargo, sí hay un artículo neutro y es el mismo ‘el’. El hombre, por ejemplo. El ser humano, el estudiante (como yo), etc. En México Fox empezó con esa ridiclulez de decir ‘mexicanas y mexicanos’. Hacer esa distinción es aún más machista. Ese discurso chafa de que se distingue para dar lugar es peor. Para dar lugar hay que dejar de distinguir. En fin, este es un asunto de distinción de género y sexualidad que no viene al caso en este artículo, no metan ese tema porque no va, aquí se está hablando de gramática, nada más.

    Me gusta

  10. Desgraciadamente hay mucha ignorancia y poco fundamento en lo que escribió esta maestra, quien quiera que sea. También está claro que pensó rápidamente en compartir esa carta, que si ha sido con más detenimiento, confío en que la hubiera mandado al correo basura.
    Una cosa es que el sustantivo “ente” signifique lo mismo que el sustantivo “ser”, y otra, muy descabellada, que sea el participio activo del verbo “ser”. Para acabar pronto, no existe un participio activo para el verbo “ser”. Si hay una palabra que pudiera acercarse a ello, esa sería la voz antigua “eseyente”, la única que tiene por definición “que es”.
    Le comparto este artículo que no es mejor porque sea mío, sino simplemente porque fue escrito con el diccionario en la mano, y porque espero que alguien lo lea y no se quede con esta idea tan disparatada. Saludos.

    http://horrografia.wordpress.com/2012/03/29/la-palabra-presidenta-dos-siglos-de-vida-y-resistencia/

    Me gusta

  11. Definitivamente comentarios muy dispersos al respecto, sin embargo, mi opinión es que el lenguaje existe por su evolución, pero también por sus raíces. Es preocupante que muchos de ustedes no puedan distinguir entre los “Participios activos – aquellos que terminan con ‘nte'”, y los sustantivos comunes “aquellos que terminan en ‘o’ y ‘a’. Una cosa es que, por haber generado muchos oficios y actividades bajo dominación masculina, se hayan creado sustantivos terminados en ‘o’, y sus excepciones con ‘a’ (taxista, modista, etc.); y otra cosa es que se respeten los participios activos PRESIDENTE… DIRIGENTE… CONSECUENTE… INFLUYENTE…

    En conclusión, es válido que cuando una mujer este realizando alguna actividad o función, cambiar la ‘o’, por la ‘a’… pero… ¿De cuando a acá, el neutro es masculino?

    Saludos desde veracruz, México

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s