“El ojo izquierdo” no ve su propia viga

El blog de José María Izquierdo en El País sobre prensa, periódicos y periodistas está levantando ampollas. No sólo por su tono crítico, sino, sobre todo, por su empeño faltón, burlesco e, incluso, maleducado.

No suelo criticar a otros blogueros en este espacio. Pero es que la bitácora ‘El ojo izquierdo’ sobre medios del veterano periodista en elpais.com abusa, en exceso, del recurso fácil del comentario a posteriori. Además, se dedica casi en exclusiva a despotricar sobre el trabajo de otros compañeros de la prensa, que, al menos, se merecen un respeto. Después de unos días leyéndolo, me ha sorprendido la ausencia total de autocrítica a los medios del grupo Prisa (al estilo de Arcadi España en ‘El Mundo por dentro’). ¿Puede ser que todas y cada una de las coberturas de El País, la Cadena Ser, Cinco Días, As… sean perfectas, inmaculadas, sin errores y sin dobles lecturas? La experiencia demuestra que no es así, pero resulta más fácil, y cómodo, y barato, dedicarse cada mañana a menospreciar la labor de los profesionales de otros medios (que conste que a mí nunca me ha citado personalmente, ni a mis allegados). Sinceramente, esperaba bastante más de un profesional con tan dilatada trayectoria. La declaración de intenciones que incluye en su propio blog es elocuente sobre su sectarismo:

“El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor de este blog asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. El catador, ya inmunizado por la ingestión de dosis homeopáticas a lo largo de sus muchos años, se limitará a descubrirles una muestra del sapo o la culebra, y simplemente les advertirá de los graves daños que puede comportar para su equilibrio sicológico la lectura completa de tal o cual artículo. La decisión, enteramente suya”.

Seguramente, lo que suceda, en el fondo de todo este asunto, es que se trate de una muestra más de esa supuesta supremacía moral de la que hacen gala los medios de esta compañía (en especial, El País), minusvalorando el trabajo del resto de profesionales, como bien denunció hace pocos días en una columna de opinión Pedro García Cuartango. Viva la discrepancia, pero siempre desde el respeto. Sin faltar, oiga. No todo vale para tratar de recuperar ventas a costa de quitárselas a los demás.

Anuncios

8 comentarios sobre ““El ojo izquierdo” no ve su propia viga

  1. sólo un apunte, yo también leo a diario el blog del ojo izquierdo, y lo triste es que casi se dedica en exclusiva a reproducir lo que dicen los medios de la derecha. Se retratan sólos.

    Y no ha dicho en ningún momento que esté de acuerdo con todo lo que dice el grupo Prisa, sencillamente refleja lo que escribe a diario la derecha de España. Y claro, visto así al desnudo la verdad es que asusta. Pero eso no es culpa de José María

    Me gusta

  2. Se ve que no lees dicho blog o que no te interesa contar la verdad sobre el mismo. Como dice ergocano, José María se limita casi exclusivamente a copiar los textos (que van entrecomillados) de los periodistas de la derecha; añadiendo algún comentario a los mismos. Yo no he visto ningún empeño faltón ni maleducado. Aunque es normal que después de leer las burradas que escriben los periodistas retratados en el blog, confundas el origen de los insultos, los menosprecios, las insidias, etc.

    Me gusta

  3. Me entristece ver cómo algunos periodistas, incluso algunos inteligentes periodistas, dedican más tiempo a menospreciar, calumniar y vilipendiar a compañeros, deportistas, políticos… que a proponer cambios y mejoras. En la España de hoy en día, prima más la intolerancia y la envidia que los buenos hechos. Así nos va. El Sr. Izquierdo (siendo de ultraderechas, su propio apellido es su mayor dolor de cabeza), es uno de los más claros ejemplos de suciedad periodística, ni sabe, ni se explica, ni mejora, sólo se queja y me da que pensar que debe tener una vida personal muy triste. Me da pena! Suerte que le queda poco para jubilarse y para dejar de “ensuciar” el país.

    Me gusta

  4. pues a ver, bloguero insigne, resulta que el blog del ojo izquierdo trata de reuratar lo que diicen los medios de derecha, por eso no habla de los de Prisa. Es como si criticas al Marca porque solo habla de deporte. Y eso es todo, mente preclara.

    Me gusta

  5. Hace tiempo que no oigo los comentarios del insigne “ojo izquierdo” en el matinal de la SER (desde que Carles Francino está de vacaciones). Sigo leyéndole en el País de los domingos, en sus estrambóticos personajes políticos. No puede evitar los tics de “izquierda”, de los que se siente tan satisfecho y orgulloso, sobre todo cuando “toca” hacer referencia a personajes que eél identifica con ser de “derechas”.
    El simplismo de este “tuerto” es tan evidente que divide la sociedad en “buenos” ( por supuesto de izquierda), tan inmaculados, puros, inteligentes y sensatos, como los retrata y los demás (de derechas y sin filiar), fascinerosos, grises y sin criterio (solo es válido el suyo), a los que inocula los “venenos” de los que asegura “catar”.
    Es una pena, porque escribe bien, aunque en el colectivo periodístico no deja de ser un tanto mediocre, siendo su último recurso “literario-periodístico” tocar temas que otros profesionales, por ética, rechazan y evitan “vender”.

    Me gusta

  6. Hace tiempo que no oigo los comentarios del insigne “ojo izquierdo” en el matinal de la SER (desde que Carles Francino está de vacaciones). Sigo leyéndole en el País de los domingos, en sus estrambóticos personajes políticos. No puede evitar los tics de “izquierda”, de los que se siente tan satisfecho y orgulloso, sobre todo cuando “toca” hacer referencia a personajes que eél identifica con ser de “derechas”.
    El simplismo de este “tuerto” es tan evidente que divide la sociedad en “buenos” ( por supuesto de izquierda), tan inmaculados, puros, inteligentes y sensatos, como los retrata y los demás (de derechas y sin filiar), fascinerosos, grises y sin criterio (solo es válido el suyo), a los que inocula los “venenos” de los que asegura “catar”.
    Es una pena, porque escribe bien, aunque en el colectivo periodístico no deja de ser un tanto mediocre, siendo su último recurso “literario-periodístico” tocar temas que otros profesionales, por ética, rechazan y evitan “vender”.

    Me gusta

  7. Si “El ojo izquierdo” está levantando ampollas, entonces es que está haciendo muy bien su trabajo. Es una obligación cívica criticar a esa panda de sinvergüenzas que conforman la carcunda mediática: están desvirtuando una profesión imprescindible en un sistema democrático y que, ejercida como ellos lo hacen, se convierte en el peor cáncer que puede aquejar a un tal sistema democrático: el de la demagogia. Y si se levantan ampollas es porque esos supuestos periodistas no desconocen su auténtica naturaleza y no soportan que se les desenmascare abiertamente. Si no quieren que se hable de ellos, que no intervengan en el espacio público; si no quieren aparecer como imbéciles y sectarios, que no se comporten como imbéciles y sectarios. Que sean precisamente ellos, ¡ellos!, los que anden pidiendo respeto y buenas maneras parece una broma: los que llevan décadas hablando del “PriSOE”, del “Imperio del monopolio”, de “ZParo” y ocurrencias similares demuestran tener la piel muy fina cuando son ellos el objeto de burla (más aún cuando encima lo son citando sus propias opiniones). No, esta gentuza NO merece ningún respeto: son la hez social española y tal tratamiento, y no otro, es el que merecen. La labor de esos “profesionales” es tan mala y nefasta que merece que se diga y que se muestre, y si tanto les escuece, que intenten de una vez hacer bien dicha labor.
    Y si la gente de El País se comporta con aires de supremacía moral, lo harán desde la legitimidad que les concede hacer el MEJOR periódico de España (no será perfecto pero es, indiscutiblemente, el mejor, por no decir que es el único bueno -al menos, de los que se publican en Madrid-), el único del que te puedes fiar (un buen ejemplo es el artículo aparecido hoy sobre Javier Guerrero; se acusaba a El País de no tratar el tema y ha resultado que simplemente esperaban a tener información veraz y contrastada sobre el asunto). Pero vamos, que si les parece tan sectario El País, que lo demuestren como hace hace en su “blog” el Sr. Izquierdo con los medios carcas (¿no lo hacen por respeto a los compañeros -aunque, como he dicho, llevan décadas insultándolos: véase lo que han dicho de Iñaki Gabilondo- o simplemente porque no tienen argumentos para ello?, ¿es ético insultar pero no lo es criticar, no debería ser al revés?).
    Precisamente hoy son más necesarias que nunca las lecciones de periodismo. Esos quejosos en lugar de rechazarlas deberían aprender de ellas e intentar hacer bien su trabajo… o dejarlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s