En los últimos años, se han conocido diferentes modelos para integrar las redacciones de diferentes medios, pero la propuesta por RTVE es la primera que cuenta con el aval de la Justicia.

Proyecto de integración en La Nación (Argentina).

La dirección de la radiotelevisión pública española ha encontrado en un juez un aliado inesperado en su intención de integrar las diferentes redacciones en las que trabajan sus periodistas. Tras una denuncia de los sindicatos para obtener una retribución extra para los redactores que tuviesen que realizar tareas que antes realizaban otros profesionales, el auto resuelve que si se trata de labores “sencillas” no cabe entender que sea aumentar la carga de trabajo de sus periodistas, sino hacerla más completa.

Más allá de las consecuencias inmediatas de la decisión del juez, me interesa el trasfondo del asunto, especialmente por los problemas que refleja para lograr el anhelo de tantos directivos de medios de comunicación de contar con redacciones multitarea:

a) Plano laboral. Resulta difícil integrar a profesionales que realizan tareas demasiado diversas en la mayoría de los casos, con horarios diferentes y necesidades a veces contrapuestas.

b) Plano salarial. Los profesionales suelen aspirar a recibir una mayor retribución dineraria por realizar nuevas tareas. Una aspiración que suele chocar con los intereses de las empresas periodísticas (si integran es, precisamente, para ahorrar costes) y que es difícil de implementar en los casos en que existen importantes diferencias entre los profesionales a integrar en planos tan relevantes como la formación académica, la tecnológica, la experiencia acumulada y, por supuesto, los sueldos que percibe cada periodista.

Estos aspectos deben tenerlos en cuenta los medios que encaran ahora sus propias integraciones, especialmente en el caso de las fusiones de cadenas de TV, entre las que suele haber grandes abismos culturales, para evitar que este proceso termine como otros anteriores. Con algunas excepciones notables, lo que hoy en día han hecho los medios de comunicación no puede llamarse integración de redacciones, sino, a lo sumo, unificación, compactación o “juntar con pegamento”, lo opuesto a lo pretendido inicialmente y que suele resultar contraproducente.

Ya tratamos este asunto hace unos meses, por si queréis consultar lo que decíamos entonces.

Y aquí tenéis bibliografía: Periodismo integrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s