La concesión de los Oscar de Periodismo, los premios Pulitzer, ha dejado dos cosas claras: que el reporterismo está en auge, y la opinión en declive. Hasta seis premios obtuvo el Washington Post, exponente máximo de este tipo de periodismo en EEUU, que busca aportar un extra de cercanía, calidad y exclusividad a la información. No obstante, uno de los premios es por su cobertura de la matanza de Virginia. Pero, en el lado contrario de la balanza, la noticia negativa, al menos me parece preocupante, es el hecho de que el galardón al mejor Editorial haya quedado desierto. ¿Estamos ante una crisis de opinión los diarios? ¿Se ha quedado la prensa sin capacidad propia de análisis y definición de su propia línea editorial? Desde luego, la aparición de nuevos periódicos que no incluyen editoriales apunta en este sentido, aunque también es verdad que la carga opinativa de muchos diarios ha crecido exponencialmente, de manera más acusada en España.

Por otro lado, el premio honorífico ha ido a parar a Bob Dylan y la mejor imagen sirve para homenajear al fotógrafo japonés que murió tras ser tiroteado por el ejército birmano durante las revueltas del pasado mes de septiembre.

___________________________

16/04: Edito. Víctor de la Serna en El Mundo se pregunta si está en vías de extinción el editorial. Su conclusión es que el fin de los editoriales supondría “sumarse al coro de los que sencillamente no creen ya en los diarios impresos ni en su capacidad de encarnar algunos valores, algunas creencias que una parte de la sociedad comparte y que desea ver reflejada en medios que desarrollan, modulan y hacen avanzar esos valores con los que el ciudadano cuenta”. Y termina por arremeter contra los blogs “convertidos en sustitutos -baratos, eso sí- de los medios de comunicación con vocación de servicio a la sociedad”.

Su ataque se basa en las teorías que expone Mark Potts (Poynter Institute) en Recovering Journalist al considerar un anacronismo el editorial y apostar por su desaparición “ante la ausencia de causas para defender por parte de los periódicos”. Desde luego, me situó en las antípodas de Potts, aunque tampoco comparto el ataque de De la Serna a los blogs. Creo que estos cumplen su función social y que su auge viene determinado, precisamente por la ausencia de voces propias en los medios on line en medio de una profusión a veces insoportable de noticias de agencia.

Anuncios

2 comentarios sobre “Pulitzer: más reportajes, menos opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s